La Capilla Real

Granada es una ciudad que está ubicada en la región de Andalucía, al sur del país. Una de las cualidades que la hace tan famosa es su impresionante arquitectura, que incluye palacios reales, hermosos jardines y mucho más.

Conocer toda la ciudad en un día es imposible, pero si realizas una excelente planificación, en un día podrás recorrer algunos de los lugares más emblemáticos de Granada, aparte de La Alhambra, como lo es la Capilla Real.

¿Qué es la Capilla Real?

La Capilla de los Reyes Católicos, también conocida como la Capilla Real, es el área creada como lugar de enterramiento, y está íntimamente vinculado a la Catedral, pero no llegan a estar unidas en una misma estructura.

Esta capilla resguarda los restos mortales de Don Fernando de Aragón y Doña Isabel de Castilla, los de doña Juana I, don Felipe y del infante Miguel. Y bajo las tumbas está ubicada una cripta en la cual los féretros reales.

Conoce su historia

Durante el verano del año 1504, la reina Isabel de Castilla estuvo muy enferma, y al presentir que su muerte estaba próxima, firmó una carta fundacional, en la cual dio la orden que sus restos y los de su esposo descansarían por toda la eternidad en Granada.

Debido a esta orden, el arquitecto Enrique Egas se encargó de construir entre los años 1506 y 1517 la Capilla Real, que hoy aloja el sepulcro de los Reyes Católicos, y el de su hija Juana la loca y el esposo de ella, Felipe I el hermoso.

Vale mencionar que los reyes no fueron enterrados en la Capilla Real hasta en año 1521, cuando el Emperador Carlos I dio la orden de trasladar los restos de sus abuelos, Isabel y Fernando.

Posteriormente, Carlos I decidió convertir la sepultura de los Reyes Católicos, como el panteón de la dinastía familiar, para protegerlos como el cerrajero protege cualquier inmueble. Y así fue hasta que Felipe II construyó el Real Sitio de El Escoria, el lugar donde llevó los cuerpos de su madre, su primera esposa y 2 de sus hermanos que murieron siendo niños.

Impresionante arquitectura

Al momento de construir la Capilla Real, con su estilo gótico o isabelino, el proyecto incorporaba que esta formara parte de la futura Catedral de Granada, la cual comenzó a construirse en el año 1523, es por esta razón que la Capilla se encuentra encajonada entre la Catedral, la antigua Lonja y la Iglesia del Sagrario.

Se puede apreciar el contraste del estilo gótico de este monumento a través de sus muros lisos y la ornamentación de sus pináculos, bóvedas y la portada plateresca, pero en su interior se encuentra un Protorrenacimiento, así como algunas esculturas barrocas.

Los sepulcros reales miran al gran retablo mayor de la capilla, y es considerado uno de los primeros retablos platerescos hechos en España. Es aquí donde se aprecia otra transición entre la rígida arquitectura gótica y el estilo renacentista de la Edad Moderna.

Vale destacar que debido a la declaración del estado de alarma, están suspendidas las visitas a este recinto, pero una vez que la situación esté controlada, podrás disfrutar de este magnífico recorrido.